Tallarines con trufa negra

Esta semana tenemos una receta excelente y sencilla de preparar: Tallarines con Trufa Negra. El plato que os mostramos hoy es un auténtico placer para el paladar de cualquier persona. El secreto de esta receta es utilizar unos alimentos básicos, pero con mucha fuerza y mucho sabor, además del ingrediente estrella del plato: la trufa negra.

Los ingredientes necesarios para cocinar esta receta son:

  • Tallarines
  • Agua, aceite y sal (para la cocción)
  • Queso parmesano (para rallar)
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva (de calidad)
  • Sal
  • Pimienta
  • 30 gramos de trufa negra fresca de Fungo

Una vez expuestos los ingredientes que vamos a utilizar en la receta, pasamos con los pasos a seguir para su preparación:

Paso 1. Elegir una olla en la que quepa abundante agua y ponerla a hervir. Añadir el aceite de oliva y sal para evitar que los tallarines se peguen. Cuando el agua rompa a hervir, añadir la pasta hasta que quede en su punto. Muy importante que no quede ni muy pasada, ni muy seca. Es recomendable seguir las instrucciones del envoltorio de la pasta para su correcta cocción. Una vez estén listos los tallarines, se escurren y se apartan en un plato, esperando a la mezcla para removerlos.

Paso 2. Una vez listos y apartados los tallarines, añadir por encima el queso parmesano rallado y un poco de nuez moscada. Se mueven y se mezclan bien para que todos los bocados tengan un sabor completo.

Paso 3. Justo antes de comer, añadir algo de pimienta y el elemento estrella: trufa negra rayada. Con este ingrediente, tu plato conseguirá un toque estelar y diferenciador, consiguiendo un sabor especial.

Paso 4. Es el momento de decorar el plato a tu gusto y sorprender a tus invitados; a partir de aquí es decisión tuya.

Estamos seguros de que  repetirás alguna que otra vez más, y que tus invitados se quedarán con la boca abierta (y con ganas de más) una vez prueben estos magníficos tallarines con trufa negra.

Consejo de Fungo.

La trufa negra es importante servirla en crudo, y no cocinarla con otros ingredientes, ya que perdería su sabor una vez alcance una elevada temperatura.