Cómo cultivar la trufa negra

La trufa negra de Fungo Trufas Selectas busca siempre la máxima calidad para dar al cliente y al consumidor final. Es por ello que no hay que escatimar en investigación y planificación para obtener el mejor producto posible. Cultivar la trufa negra no es algo sencillo. No vale cualquier terreno ni cualquier zona del planeta. Nosotros optamos por elegir la región de Teruel para proceder, ya que es una de las pocas zonas del mundo donde las circunstancias son óptimas para lograr un buen cultivo.

La trufa negra se desarrolla sobre suelo calizo, en carrascales, quejigares y coscojares de la región Mediterránea de España. Italia y Francia también pueden cultivarla, pero ninguna supera a la trufa nacional. Dentro de nuestro país, las trufas negras son mayoritarias en la mitad oriental de la Península y se encuentran sobre rocas de edad geológica encuadradas en los periodos Primario, Secundario-Mesozoico (Triásico, Jurásico, Cretácico), Terciario y aluviales del Cuaternario o recientes, con un predominio de calizas duras del Jurásico Superior.

Las trufas negras aparecen de forma natural a altitudes entre 100 y 1500 metros sobre el nivel del mar y en exposiciones soleadas. Es conveniente elegir zonas con una ligera pendiente para evitar el encharcamiento de los terrenos llanos y los fondos de valle -salvo que presenten un subsuelo con buen drenaje-, así como la erosión de los terrenos muy inclinados, donde además será más compleja la mecanización y se favorece la desecación del suelo.

¿Las puedo cultivar en mi campo? Quizá si, pero antes de todo hay que tener en cuenta que para cultivar trufa negra lo que debemos plantar son árboles inoculados con el hongo, principalmente encinas, aunque también se pueden encontrar en los viveros robles, avellanos y otras plantas inoculadas. Las plantas llevarán el hongo en sus raíces, donde el hongo crea una relación de simbiosis mediante micorrizas. A partir de ahí, solo hay que comprobar que el terreno cumple con las características que hemos citado en párrafos anteriores y esperar a tener suerte para que salgan trufas de calidad.

Tallarines con trufa negra