¿Conoces la truficultura? Te explicamos paso a paso como crear tu propia plantación trufera.

- Analizar el terreno, prepararlo y escoger una buena planta. (1 año)

- Realizar el mantenimiento adecuado. (2-5 años)

Consiste, principalmente, en cavar su perímetro para evitar otros hongos asociados a las malas hierbas.

- Los primeros quemados nos indican que vamos por buen camino. (5-7 años)

Ahora Solo hay que esperar a que el árbol coja la madurez necesaria para producir trufas. En esta etapa podemos empezar a añadir esporas alrededor de las raíces, para ayudar a su reproducción. Hay que tener en cuenta que, en el monte, los jabalíes, esparcen las esporas con su morro y heces de árbol en árbol, favoreciendo así su reproducción. En la plantación, si queremos degustar alguna, es mejor vallar el campo para que nuestros amigos los jabalíes no se las coman todas ya que as pueden detectar a kilómetros de distancia.

- Por fin vemos a las primeras trufas. (7-10 años)

Llega la mejor época, empezar a recolectar con tu perro. Cuando sacas tu primera trufa, te das cuenta de que ha valido la pena. Hay plantaciones que tardan más que otras, dependerá de lo bien que hayamos realizado las fases anteriores. En esta etapa, hay que mirar al cielo y esperar que llueva en verano, que es cuando crece el micelio y se forman los primordios. Y en invierno a recoger con el engorde de las lluvias del otoño. A quien no le guste sufrir esperando las lluvias, es mejor instalar riegos de apoyo.

- Dispones de 20 años para sacar trufa negra cada invierno.

¿Te atreves? Llámanos y te asesoramos en todo lo que necesites. Muchos de nuestros amigos y clientes ya son truficultores.


Curiosidades, mitos y misterios

Egipcios, griegos y romanos ya conocían la trufa, concediéndole poderes afrodisíacos:

El filósofo Aristóteles decía que era “un fruto consagrado a Afrodita”, y el médico romano Galeno, advertía que el abuso en su consumo podría llevar a la voluptuosidad.

El papa Gregorio IV comió trufas para incrementar su fuerza en las batallas contra los sarracenos.

Mahoma, decía que las trufas provenían del AL- MAN (es decir que venían de Alá y no eran fruto ni de la semilla ni del trabajo).

Durante la revolución francesa Napoleón y el Marqués de Sade las usaban como estimulante sexual. Además, la amante de Luis XV, Madame de Pompadour, temerosa de ser incapaz de estar a la altura de las exigencias amatorias del rey, la usaba para calentar  su sangre.

historia de la trufa