Mantequilla trufada
5 (100%) 1 vote[s]
 
 
 

Mantequilla trufada

La mantequilla trufada es una receta muy interesante a nivel culinario en la que se usa mantequilla tradicional y trufa negra de invierno para crear una mantequilla mucho más aromática y con un sabor diferente y muy apreciado en la cocina. De hecho son sus dos únicos ingredientes y su elaboración resulta realmente sencilla.

 

Receta de mantequilla trufada

Para elaborar mantequilla de trufa en casa es necesario el uso de unos 150 gramos de mantequilla así como de una décima parte de trufa negra de invierno (15 gramos). Para darle forma a la mantequilla es necesario el uso de una esterilla, que pueden ser o bien de silicona o de bambú, similares a las usadas para hacer sushi.

En primer lugar es necesario dejar la mantequilla a temperatura ambiente durante varias horas para que su textura quede como si fuera una crema o una pomada. Una vez se comprueba que ha adquirido la textura necesaria se procede a usar un rallador en la trufa negra para que las virutas caigan sobre la mantequilla, donde se mezclará con la ayuda de un tenedor.

 

Una vez se ha mezclado de manera adecuada se extiende un papel de film sobre la esterilla y se coloca la mezcla sobre el mismo. Tan solo queda moldear la mezcla para que quede en forma de cilindro. Si se prefiere un cilindro pequeño se puede dividir la mezcla en dos partes iguales para crear dos cilindros en lugar de uno. E incluso existe la posibilidad de usar una cubitera de hielo para crear pequeñas porciones de mantequilla trufada.

El último paso es guardarla durante 2 días en la nevera para que se impregne bien el aroma a trufa en todo el cilindro de mantequilla.

 

Usos de la mantequilla de trufa

En cuanto al uso de la mantequilla con trufa es necesario consumirla cuanto antes mejor, ya que el aroma y sabor a trufa negra será más intenso que si se deja pasar muchos días. Para usar la mantequilla trufada es recomendable cortar el cilindro en finas rodajas para poder usarlas para untar tostadas o canapés.

Este es su uso más habitual, pero también se puede usar para aliñar platos como el risotto, al que aportar una textura cremosa; o platos de pasta, carne o pescado en función de las preferencias personales de cada familia.

 

Comprar mantequilla trufada en supermercados

Si prefieres probar la mantequilla trufada antes de lanzarte a elaborarla en tu propia casa siempre se puede comprar las mantequillas trufadas que se venden elaboradas en tarrinas. La mantequilla trufada de Mercadona bajo su propia marca se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos, ya que ha sido lanzada recientemente junto con otras variedades de mantequillas.

Pero también otros supermercados que operan a nivel nacional como Aldi cuentan con mantequilla trufada en su sección de mantequillas. Por ejemplo, la mantequilla trufada de la marca Freihofer Gourmet elaborada en Alemania y que es muy popular en este país se puede encontrar en los supermercados Aldi en España.

queso-trufado