Ha llegado la época de la trufa de verano

En Fungo damos la bienvenida oficial a la época de la trufa de verano. Por fin, los amantes de este delicioso y exclusivo producto podemos disfrutar de esta codiciada trufa, la cual es complicada de encontrar, como veremos a continuación. 

Al aparecer tan solo durante un par de meses al año, su demanda crece, por lo que hay que estar rápidos para poder conseguir un pedacito de este hongo tan selecto y codiciado por mucha gente, sobre todo chefs y dueños de restaurantes que quieran dar un toque diferenciador y exclusivo a sus platos. 

Información de la trufa de verano 

De mayo a septiembre es la época en la que la trufa de verano empieza a aparecer bajo tierra y, por ende, en los restaurantes más selectos, acompañada habitualmente de pasta o ensaladas frescas. Esta también recibe el nombre, menos común, de la trufa de San Juan, debido a las fechas en las que se recolectan. En comparación con la trufa negra, la tuber aestivum tiene un sabor y aroma más suave, además de un color más claro en su interior. 

Localización de la trufa 

Esta, al igual que la trufa negra, crece cerca de las raíces de árboles mediterráneos, aunque necesita menos exigencias climatológicas que la trufa negra, por lo que es más fácil encontrarla durante la época correspondiente; también es necesario comentar que la trufa de verano se encuentra a una profundidad mayor que la Tuber Melanosporum. 

Las zonas donde la trufa de verano suele proliferar mejor son las zonas de suelo mesomediterráneo y un suelo calcáreo. Suelen salir en zonas donde las precipitaciones no son regulares, por lo que contar con un sistema de riego automático es necesario para poder obtener unos resultados excelentes cuando llega la hora de recoger el producto. Las mejores zonas donde poder encontrar estas trufas son las provincias de Teruel, Albacete y Murcia. 

Bajo la tierra, este tipo de trufas necesitan de varios meses junto a las raíces de los árboles mediterráneos, como pueden ser las encinas o los robles, para que puedan acabar de formarse y madurar. 

Tratar la trufa de verano en la cocina 

Este es un producto delicado, por lo que es totalmente necesario que, una vez extraído de la tierra, tanto el transporte como el envase esté muy cuidado. Este es un factor en el que no todos prestan atención, por lo que encontrar un proveedor de trufas que cuide absolutamente todos los pasos y procesos de la trufa, es complicado.  

Para conservar el máximo sabor de la trufa de verano, es importante conservarla bien una vez recibida en casa. En la nevera, la trufa puede aguantar un máximo de una semana, y en el congelador, no es aconsejable tenerla más de 10 meses. Es importante evitar que coja humedad en la nevera, cubriéndola con papel absorbente que debe cambiarse diariamente. 

También es importante que el recipiente donde se almacene la trufa sea hermético, para evitar la pérdida parcial o total del aroma de la trufa, aunque es necesario abrir de vez en cuando para que respire. 

 

En Fungo, cuidamos el producto desde que organizamos el plantado de las trufas hasta el momento de la recogida, envasado y envío del producto a nuestros clientes. Sabemos la importancia que tiene la experiencia del usuario con la trufa de verano, por eso en Fungo Trufas Selectas tenemos todos los procesos optimizados al máximo. 

Confía en nosotros para la elección de esta trufa para su consumo en casa o en tu restaurante y comprueba el sabor tan especial que les otorga a los platos. 

 

Artículos relacionados:

inicio temporada trufa veranocomprar trufa negra