Crema de trufa blanca

La crema de trufa blanca es una de las recetas clásicas en Italia, origen de la trufa blanca y único lugar donde crece en todo el mundo. Esta crema resulta sencilla de elaborar pero es necesario seguir una serie de pasos en el orden correcto para que la crema de trufa blanca salga a la perfección.

Ingredientes para 2 personas

  • 300 ml de caldo de ave
  • 300 ml de nata para cocinar
  • 100 gramos de mantequilla
  • 1 trufa blanca de alba
  • Sal

crema-trufa-blanca-presentacion

Método de elaboración

Paso 1

Para comenzar usaremos una cacerola de tamaño medio en la que verteremos la totalidad del caldo de ave y la misma cantidad de nata para cocinar. Una vez vertidas hay que remover un poco para lograr que se integren ambas partes y conseguir uniformidad.

 

Paso 2

En este momento añadimos sal al gusto del consumidor y ponemos la mezcla a hervir a fuego bajo unos 45 minutos para que la crema se vaya haciendo poco a poco. Hay que remover de vez en cuando para evitar que se adhiera a la superficie.

 

Paso 3

Una vez alcanzado los 45 minutos de cocción llega el momento de añadir los 100 gramos de mantequilla, que aportarán consistencia a la crema de trufa blanca. Subimos la temperatura a fuego medio y removemos hasta que la mantequilla se haya fundido y mezclado por completo.

 

Paso 4

En este último paso hay que coger la trufa blanca y picarla en láminas muy suaves y pequeñas o bien en virutas, según la preferencia de consumo que se tenga. Una vez picada la cantidad que se necesite se vierte sobre la crema. Y se deja unos minutos más para que la crema tome el sabor de la trufa blanca.

¡Y listo! Ya tenemos una deliciosa crema de trufa blanca ideal como primer plato en cualquier época del año.

 

Ver más recetas con trufa blanca de alba:

postres-con-trufa-negraraviolis-trufa-blanca